Con mucho orgullo nos llenamos de la boca diciendo que somos latinos, que tenemos la sangre latina corriendo por las venas, que tenemos la sazón latina y sobre todo que bailamos con sabor latino.

Por lo general, cuando hablamos de esto no nos referimos a la etnia, es más, no la conocemos, nos referimos a las particularidades que tenemos las personas que venimos de los países latinoamericanos.

En realidad, el ser latino no tiene una etnia o al menos no tiene la cabeza pensante, la verdad es que según los datos históricos, los sabios, los bicúspides y faliscos eran los pueblos latinos, los que vivían en la zona de Lacio en Italia ; más adelante estos pueblos fueron conquistados por los romanos.

¿Por qué a nosotros nos dicen latinos ?, La respuesta es que tenemos idiomas y culturas derivadas del latín; es un error que los latinos son hispanos, de hecho, el español es solo una de las lenguas romances, pero son 5 las habladas por los latinos, el portugués, rumano, italiano, francés y el español.

En conclusión, bailar como lo hacemos, cocinar y comer como lo hacemos no es característico de los latinos como pensamos, sino que también tenemos las características de Centroamérica y América del Sur.